Ahora me toca a mí molestar

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Filament.io 0 Flares ×

Sede fallida

Las entradas que he dedicado a la sede electrónica del Ayuntamiento de Sevilla no han sido un capricho. He intentado resolver varios problemas usando para ello las herramientas que se supone sirven para agilizar las gestiones con las Administraciones, y que están contempladas en la Ley.

Código de Administración Electrónica - Derechos 1

A modo de resumen, la sede no funciona bien, sus requisitos no se adaptan a la época en que estamos, y la atención al ciudadano en caso de error ha sido deficiente.

Qué haría un Ciudadano Electrónico

Las dos primeras observaciones las he realizado de manera objetiva y en las entradas anteriores tienes disponibles los vídeos de algunos de mis intentos, donde pueden apreciarse las carencias. En cuanto a la tercera observación, dispongo de varios correos sin respuesta cuando me hacía falta asistencia.

Código Administración Electrónica - Derechos 2

¿Y qué hago entonces?

Esta pregunta no tendría que hacérsela un Ciudadano Electrónico, cuando en su país la Administración Central electrónica ha pasado de ser un ejemplo de diseño antiguo coherente con tecnología de hace 15 años, a una interfaz moderna y adaptable a muchos tipos de dispositivos de hoy día. Pero puede haber errores, y debe haber medios de contacto, que los hay.

 

Nadie oye tus gritos, no eres importante

Después de varios intentos, como no recibía respuesta del correo de soporte técnico, decidí probar algún formulario de queja en un organismo más importante. Este organismo resultó ser el Punto de Acceso de la Administración, desde donde puedes acceder (si eres lector de este sitio web igual ya lo sabes) a prácticamente todos los trámites posibles. Una vez allí encontré un formulario de queja donde expuse mi caso y lo que creo una vulneración de mis derechos como usuario de la Administración Electrónica.

Punto de Acceso - Quejas

La respuesta no se hizo esperar mucho, al parecer tenía que elevar mi queja a nivel local al propio Ayuntamiento y al mismísimo Alcalde de la ciudad. Para ello me indicaron las direcciones correspondientes a sendos formularios de quejas. Ambos fueron cumplimentados y enviados. Sin respuesta.

 

Pa’ qué sirve leerse el texto de una Ley

Tras un número de días respetable y sin que el funcionamiento de la sede electrónica hubiera cambiado, decidí que podía hacer más. En el Código de Administración Electrónica aparece figura del Defensor del Usuario. Como tal no pude encontrarlo, pero sí encontré que a todos los efectos, las responsabilidades recaen sobre el Defensor del Pueblo. Creo que me salté algún peldaño, porque no me fui al Defensor del Pueblo Andaluz, que habría sido lo lógico viniendo de donde vengo, y decidí escalar mi queja al Defensor del Pueblo a nivel nacional.

Código Administración Electrónica - Derechos 3

 

Resulta que hay gente ahí detrás

Debo decir que el sitio web del Defensor del Pueblo es bastante fácil de entender y aún más fácil es poner una queja y hacer seguimiento de la misma. Sobra indicar que se debe usar con responsabilidad. Me respondieron a los pocos días en un formato que no había probado, un buro-fax por correo electrónico. En él se me indicaba que para poder interceder necesitaban que aportara pruebas de haber intentado contactar con el servicio de soporte a través de cualquier medio, electrónico o no, y que anexara estas pruebas a mi queja inicial. Y eso hice. Tengo en mi poder los correos no respondidos, y los acuses de envío de las quejas al Ayuntamiento y al Alcalde, también sin responder ni dar señales de recepción.

Defensor_00_1Defensor_00_2

 

 

 

 

 

 

 

 

También al poco de actualizar mi queja, he recibido otro buro-fax por correo electrónico indicando que la queja ha sido admitida a trámite.

Defensor_01

No sé hasta dónde llegará el procedimiento, ni si servirá para algo. Lo que es seguro es que sin esfuerzo por mi parte no llegaría absolutamente a ningún lado.

 

 

(Visited 36 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *